Blogia
Canarias contra el GNL

Los Verdes instan al Sureste a trasladar a Bruselas su 'no' al gas. La fuerza ecologista cree que influirá en Granadilla

Los Verdes de Canarias (LVC) se congratularon "enormemente" por la decisión oficial adoptada por la Mancomunidad del Sureste en Gran Canaria de rechazar de la construcción de una planta regasificadora en Arinaga. Desde el Partido Verde Canario (PVC) también felicitaron al órgano supramunicipal y reclamó "que se abra un debate sobre la necesidad de continuar ampliando el muelle de Arinaga" al considerar que el proyecto no cuenta con justificación e "hipotecará una gran parte de su costa".

AGENCIAS. Las Palmas de Gran Canaria. Jueves, 14 de abril de 2005:
Fuentes de Los Verdes consideraron este miércoles que el rechazo del Sureste a la planta de regasificación coincide con el anuncio realizado por el alcalde de Agüimes, Antonio Morales, de no conceder licencia municipal a la infraestructura proyectada y con la alternativa planteada de introducción del nuevo combustible a través del sistema off-shore.

Desde la fuerza política ecologista consideraron que la decisión puede influir decisivamente en la reconsideración del proyecto de puerto de Granadilla por la Comisión Europea, ya que el sistema off-shore evitaría tanto la construcción de la regasificadora como del dique de abrigo. El proyecto de financiación FEDER presentado por la Consejería de Industria del Gobierno autónomo y la Compañía Transportista de Gas Canarias (Gascan) en 1999 para el período 2000-2006 incluía, según las mismas fuentes, tanto el proyecto de las infraestructuras gasistas de Arinaga-Tirajana-Jinámar como las de Granadilla-Candelaria, por lo que el rechazo de la regasificadora en el sur de Gran Canaria afectará a la viabilidad de la planta prevista en Tenerife.

Los Verdes instaron a los ayuntamientos a remitir oficialmente su posicionamiento a Bruselas, aunque adelantaron su intención de informar al Parlamento Europeo y a la Comisión de Medio Ambiente antes de que el Ejecutivo comunitario se pronuncie sobre el proyecto de Granadilla. Según este partido, la alternativa off-shore es una propuesta concreta, objetiva y realizable que hace injustificables los impactos de este puerto y que debe incluirse en el Informe de Impacto Ambiental sobre Granadilla, cuya repetición ha sido solicitada por LVC a través de una Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados.

Desde Los Verdes de Canarias urgieron también a los ayuntamientos a iniciar "cuanto antes" la negociación de los detalles de la alternativa off-shore, ya que este sistema requiere modificaciones estructurales en los buques LNG (Gas Natural Licuado) y será imprescindible alcanzar un acuerdo con Gascan sobre los buques metaneros que operarán en Canarias.

"Hipotecar una parte de la costa"

Por su parte, desde el Partido Verde Canario reclamaron este miércoles la apertura de "un debate sobre la necesidad de continuar ampliando el muelle de Arinaga" tras la negativa de Agüimes a albergar la planta de regasificación.

Fuentes de la fuerza ecologista recordaron la presentación de alegaciones a la infraestructura de Gascan al considerar que "el proyecto parte de la falsa premisa de que no existen otras alternativas energéticas que los combustibles fósiles, cuando la zona dispone de los máximos recursos eólicos, solares y maremotrices". Además, "Los Verdes coincidían en sus alegaciones con la reciente decisión de la Mancomunidad en el sentido de que el emplazamiento previsto para la regasificadora y la conducción del gas hasta la central de Juan Grande no es el idóneo, pues no se ha considerado el riesgo que suponen las mismas para las poblaciones cercanas", añadieron.

"Desde la Autoridad Portuaria de Las Palmas se apuesta -continuaron- por la ampliación del puerto de Arinaga basándose en el transporte hortofrutícola y en la introducción del gas en Canarias", argumentos que el Partido Verde consideró que pierden sentido "una vez descartada la regasificadora y dada la crisis sin retorno de las exportaciones de tomate". Su conclusión, por tanto, es que "la ampliación del muelle de Arinaga no está justificada desde un punto de vista económico ni social, y no contribuirá al desarrollo sostenible del Sureste al hipotecar una parte importante de su costa".

"No existen suficientes argumentos económicos o sociales en el Estudio de Evaluación de Impacto que justifiquen la creación de una nueva zona portuaria en la isla de Gran Canaria", agregaron. Ante los perjuicios que para el medio ambiente, las especies de seres vivos y hasta los negocios turísticos de costas más o menos próximas podrían derivarse en su opinión de las nuevas infraestructuras, el Partido Verde Canario pide "la inmediata paralización de la ampliación del puerto de Arinaga y que se abra un dialogo social en la comarca sobre la conveniencia o no de ejecutar la mencionada obra".
http://www.canariasahora.com/ceconomia/editar_noticia.asp?idnoticia=61109&idtemageneral=4
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres